Testimonios Dermokine

“Mi experiencia con Dermokine ha superado completamente mis expectativas, llegué a este centro ya que hace un tiempo me instalaron un expansor para disminuir el grosor de una cicatriz que tengo debido a la eliminación del hemangioma con el que nací. Luego de retirar el expansor me he estado tratando cada semana en Dermokine y con bastante dedicación, el resultado hasta ahora que llevo aproximadamente tres meses es impresionante.

Las kinesiólogas del centro son sumamente exigentes, cuidadosas, comprometidas y creativas con cada paciente. Cabe destacar que se debe ser bastante responsable y comprometido con cada tratamiento para lograr ver resultados en poco tiempo.”

Paloma Arami Parraguez Ortega, Santiago

Hemangioma facial operado

“Llegamos a Dermokine, derivados por la Doctora Morovic, quien atiende a mi hijo desde hace 8 años, está en la fase reconstructiva de su oreja, por lo cual el trabajo de la kinesióloga sido fundamental para el proceso. Desde un principio nos acogió muy bien y está dispuesta en todo momento a sugerencias, consultas y dudas, ya sea de la familia o de la cirujano.Se nota el trabajo en equipo y su buena disposición. Nos encontramos agradecidos y muy  satisfechos por el trabajo que realizan.”

Familia Soto Águila, Joaquín Soto Águila, Punta Arenas

Microtia derecha operada segundo tiempo

“En Dermokine fui atendida por un equipo muy profesional con conocimientos acabados sobre el manejo de cicatrices. Las kinesiólogas fueron siempre muy cercanas, dispuestas a responder todas mis dudas. El resultado obtenido fue mucho mejor de lo esperado”

Daniela Persico Torres, Santiago

Cicatrices faciales post mordedura de perro

“Luego de la operación de mi túnel carpiano, mano derecha, llegué a Dermokine llena de temor, porque a pesar de la Kinesioterapia motora mis dedos estaban rígidos y se me fue engrosando una placa dura bajo las cicatrices.

En Dermokine acogieron mis temores y me devolvieron la esperanza: con cada tratamiento yo veía progreso y el guante compresivo hacía su trabajo entre una sesión y otra.
Fue mucho más que una Kinesioterapia: me animaron constantemente, y cuando el tratamiento terminó quedé con “tareas”; mi letra ha mejorado, puedo usar el computador, y muchas otras cosas que para mí son importantes…

!!!Gracias María Rosa!!! Te recuerdo siempre con cariño, en especial porque eres una profesional espectacular en tu trabajo, que además  acoges el corazón, los temores, que animas y das esperanza. De enorme generosidad y compasión. Ojalá todos los que tengan una cicatriz, u operación, conozcan cuanto antes el trabajo de Dermokine.”

Isabel Fernández, Santiago

Post operada de túnel carpiano

“Les contaré mi experiencia con Dermokine. En junio 2016 me tuve que operar de un Mioma, por el tamaño del mioma tuvo que realizarse una cirugía, que es prácticamente igual que una cesárea .Si bien salió todo bien, quede muy choqueada e impactada por el tamaño de la incisión, me sentía con un corte tremendo, era como sentirse cortada a la mitad. Además yo tiendo a hacer Queloides, casi estaba con depresión.

Pero tuve la suerte, que el médico me recomendó tratar la cicatriz con Kinesiología, y me contacto con María Rosa Fuentes de Dermokine. Me trate con 10 sesiones y los resultados fueron excelentes, se estiro la herida, bajo el volumen y se aplano .Además siempre fue un gusto tremendo atenderme con María Rosa, es encantadora y te da la tranquilidad que la herida mejorará. Quedé muy agradecida con su trabajo.”

Jessica Castro Padilla, Santiago

Post operada de miomas

“Hola soy Alejandro Lara, un paciente de kinesiología en cirugía plástica, reconstrucción de la oreja derecha, viajo desde Nueva Imperial a Santiago para realizar mi tratamiento. El recibimiento es muy amable de parte de cada una de las kinesiólogas, me han atendido excelentemente, mi tratamiento ha avanzado muy bien desde que llegamos a Dermokine con Vale la pena el viaje pues este tratamiento no se encuentra en ningún otro lugar, son excelentes”

Alejandro Lara, Nueva Imperial

Microtia derecha operada segundo tiempo

“Dermokine, gran equipo profesional y humano”. Mi experiencia en Dermokine ha sido muy buena, es muy  importante en la etapa de  rehabilitación y sobre todo en la rehabilitación de una hija,  contar con personas como las que trabajan  acá. Cuando uno vive situaciones tan terribles  como el accidente de una hija y que dejan marcas en su rostro, cree lo peor,  que nunca volverá a ser la misma,  pero en Dermokine  nos  encontramos primero que todo con una profesional que nos acogió, que nos entendía y nos permitía  desahogarnos, hablar y hablar de todos nuestros miedos y dudas, creo que cuando uno enfrenta situaciones difíciles tener una profesional con calidad humana y una entrega como la que tuvimos de María Rosa hace que el problema de salud se enfrente y lleve de mejor manera. Ella sabe lo que hace y nos hace, a la familia, parte de este tratamiento .En lo profesional es excelente, todo el  tratamiento ofrecido por ella dio los resultados esperados, ella es una profesional completa, es esa persona creíble a la cual le encargas la rehabilitación de tu hija con toda confianza, porque los resultados han sido excelentes.

Ignacia sufrió un accidente de tránsito en el cual perdió parte de piel de lado derecho de su cara, perdió su párpado, ceja, pestañas  y  piel de su frente, fue operada de urgencia y sus secuelas fueron una ptosis palpebral, esto significó que Ignacia al perder párpado no podía cerrar su ojo, el cual quedaba expuesto con los consiguientes daños que podía  tener en su visión. Para esto nuestra kinesióloga María Rosa  nos indicó que debía usar una máscara  para hacer poco a poco que la piel de su párpado (que quedaba) descendiera y no tuviera que someterse a una operación de  injerto en la zona.

En la actualidad  Ignacia está contenta, ella sabe que nunca volverá a ser la misma, su rostro jamás será el de antes del accidente, pero también  se da cuenta que su recuperación ha sido estupenda, todo el tratamiento le ha permitido volver  a tener una carita lo más normal posible  y volver a ser una joven que se maquilla, que toma su pelo y muestra su rostro a los demás  sin vergüenza.

Ignacia Fernández Maturana, Santiago

Cicatrices faciales post accidente automovilístico